Clamor popular en favor de un Premio Nacional a este blog

El pueblo ha hablado. La democracia nos trajo a Zapatero y a Hitler, y por eso nos gusta la democracia. Ahora el sistema de un hombre-un voto, un gilipollas-un voto, un internauta-un clic, determina que este blog merece un alto reconocimiento estatal, en concreto, el Premio Nacional al Fomento de la Lectura.

No hay Premio Nacional a Fomento de la Lectura para blogs. Mientras lo crean, pueden darnos el Premio Nacional Editorial al Fomento de la Lectura, porque ninguna editorial española fomenta la lectura, a no ser que fomentar la lectura de forasteros sea fomentar la lectura.

Si no, pueden darnos el Premio Nacional de Poesía Joven, porque ningún poeta joven fomenta la lectura, sino la escritura, lo cual es casi delictivo.

Y si no, pues nada, que os den por el culo a vosotros y a vuestros premios.

Como puede verse (la transparencia es la seña de identidad de este blog, acabemos con los condones de colores y la bufandas puestas por encima de la barbilla, por favor) en este pantallazo, el 40% de la población mundial considera obvio de morirte que este blog merece ese Premio Estatal. Se trata de ese 40% de la población que se baja música gratis de internet, ve porno, fuma porros, toma coca, es infiel, viste de Skunk Funk y sabe usar las grapadoras. Yo creo que hay que hacerles caso: son la gente.

El 21% dice que no me lo den, que ya follar es un reconocimiento suficiente a mi labor en favor de la literatura. Esta gente es seguro que no lee libros, ni posts, sólo ve las fotos en el blog, por lo tanto es normal que no entiendan la palabra “premio” seguida del adjetivo “editorial”, y mucho menos seguido del pronombre 20.000 euros.

Yo últimamente sólo entiendo el pronombre 20.000 euros.

Un miserable 15% opina que el premio hay que dárselo a mis lectores, por aguantarme. Pobres deficientes mentales, cayeron en la trampa escisora que impediría a la opción siguiente alcanzar un porcentaje digno.

Porque sólo un 20% de la población mundial se opone frontalmente al premio Nacional al Fomento de la Lectura para este blog. Delirios de grandeza, dicen que les dejo decir. En realidad, envidia y resquemor; son los mismos que dan al botón de reporta abuso en este blog cada mañana de sus vidas, antes de desayunarse un diario gratuito y dos o tres copos de avena. Son los mismos que no entienden que el mundo ha cambiado y que ahora ser columnista es como ser telonero en un concierto de zambombas, mientras que ser blogger es inaugurar una nueva dimensión de la figura de la rock-star.

El pueblo ha hablado. La gente. La democracia. Respetemos su decisión y denme mi dinero, hijos de puta.

*muchas gracias por todos esos mails de solidaridad ante el adjetivo dudoso que nos ha puesto google en su filtro; dudoso; ¿dudoso?, ¡dudoso!, como si yo planteara aquí alguna vez alguna duda, dios santo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.