Journals, by Keith Haring

Keith Haring es un monigotero de los años 80 que puso a corretear sus dibujos por las paredes, los relojes, las zapatillas y la piel de algunas negras actrices del momento. Esto quiere decir que era más diseñador que artista, más consumo que arte, y más listo que gilipollas.

Pop Shop fue su tienda allá en Niuyó, y luego abrió otra más lejos, en Tokio, para vender camisetas que, como se sabe, es lo que mueve el mundo. O al menos la parte del mundo que es el Real Madrid.

Keith, adorablemente homosexual y víctima de ese SIDA que mataba por orden del Altísimo, llevó casi toda su vida estos diarios en los que, básicamente, nos da cuenta de que aparte de un gran monigotero era también un puto profeta: dijo que moriría de SIDA y dijo que sería un Artista inmortal. Murió de SIDA y es un artista inmortal.

“I am quite aware of the chance that I have or will have AIDS. (…) I dont know if I have five months or five years, but my days are numbered.” (1986 -murió en 1990)

He leído estos Journals en inglés y hasta el inglés de Keith es como sus monigotes: infantil. Seguramente hay más vocabulario en un estribillo de Rihanna que en las 400 páginas de estos diarios. La palabra que más se utiliza, en cualquier caso, es la misma que tanto usa Rihanna: o sea sé: I. 

Yo.

Yo, Keith Haring. Hay que tener en cuenta que la tercera persona del singular, en casos de egocentrismo patológico, también cuenta como “yo”. Verbigracia:

“It is, after all, the phenomena of photography and video that have made international phenomeon of Keith Haring possible.”

Era un poeta:

LET ME FUCK YOU LITTLE
HIPPIE BOY. LET ME
SIT HERE AND WRITE
THINGS ABOUT YOU FAT
LITTKE COCK. IF YOU COULD
SNACHT AWAY MY 
BOOK AND READ MY
WORDS YOU WOULD
(AND YOUR HIPPIE FRIENDS)
KICK IN MY FACE.
I´M SUCKING YOUR
COCK LITTLE HIPPIES
IN MY MIND.

En fin, inédito en España, Blackie Books lo tiene a huevo. (Journals fue editado en el año 2001 por Galaxia Gutenberg.) La edición (deluxe) de Penguin es absolutamente espectacular.

“I am waiting for the ink to dry.”

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.