#patatús

No me siento escritor si sólo me leen 500 personas.

Alberto Olmos, 2011

Esta entrada fue publicada en Citalogía. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a #patatús

  1. Bueno, es bastante extremo. Hay a quienes les leen millares y hasta millones y son escritores horrendos que escriben a regañadientes

  2. alasdeoso dijo:

    ¿en que estás pensando? ¿en los avatares que sufre este libro, en los sino del destino que lo aquejan o, en tu próximo libro? a mi entender, un libro cuando es publicado ya pertenece al mundo, es un hijo que se va de casa y ahí vera como se las arregla. el escritor debe velar por los hijos que aun no se van, por los libros que aun no han sido terminados, que no existen siquiera. salir a proteger un libro ya publicado es un afán sobreprotector que al igual que como pasa con los hijos, siempre termina dañandolos. y si quieres hacer mierda a un critico, escribe otro libro, ahi esta nocturno en chile de bolaño, que masacro tan duro al cura valente que lo obligo a retirarse de la critica literaria. saludos.

  3. VD dijo:

    Sí y no. Si son 500 pero en putas condiciones, es poco menos que un milagro; si son 500 retrasados (vamos, el pan nuestro de cada día) que creen que leer es reproducir fonemáticamente las putas grafías de un libro, pues mejor hacer la de la cucaracha y quedarse con dos fulanas con las que te matas a pajas por carta y con el bueno de Max Brod.

    Y si no, coméntale a Olmedo Abeto que haga la prueba y que le pregunte a sus más de 500 lectores a qué cojones viene lo del Tatami.

    O confías demasiado en los lectores o eres un cínico de mucho cuidado, Juanito.

  4. Simpatía Latina dijo:

    Ya han pasado a la gran pantalla tu ensayo El patatús, Olmos…

    http://joekelso.blogspot.com/2012/01/olmos-fiction-el-patatus.html

  5. Ahora en serio. He leído el artículo, esta vez como se merece, y hay cosas que sigo sin compartir pero hay otras que suscribo. Lo que no deja de resultarme contradictorio es que rajas de las intelectualadas pero luego te calcas el abecé del DEA en Teoría de la literatura y lo finiquitas con uno de los mitos intelectualoides por excelencia, cuyo protagonista no es otro que cierto lírico arcaico poco conocido entre los profanos. En fin, gran artículo pese a lo que digan los cucos.

Los comentarios están cerrados.