#novelista

Lo que hará algún día insoportable la lectura de muchos libros actuales de amena literatura es el cúmulo de detalles insignificantes e impertinentes que en ellos advertimos. “Pepe Ricote –es un ejemplo- había llegado a los Cuatro Caminos en el tranvía de Chamberí a Hortaleza, como pudo llegar en el no menos frecuente tranvía de Chamberí por Fuencarral, que había salido siete minutos antes de la Puerta del Sol.” Al hombre que llena de párrafos semejantes más de trescientas páginas solemos llamar: novelista.

Antonio Machado, 1937

Esta entrada fue publicada en Citalogía. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a #novelista

  1. edgar dijo:

    Y al que lo hace en los blogs lo solemos llamar “bloguero”.

  2. VD dijo:

    Gran verdad. Y actualizaría el “census novelisticum” metiendo en el saco a todos aquellos que si no mencionan a Coca-Cola, Mercedes, Nike o Toyota doscientas veces por página no se quedan contentos, desde Bellow hasta Ellis, desde Houellebecq hasta Mayorga, pese a que los queramos a pies juntillas.

  3. Esquilo dijo:

    Ciertísimo.

  4. La literatura más grande es la que se hace con lo más pequeño, precisamente con esos detalles insignificantes e impertinentes de los que habla tu cortaypega. Qué es la literatura más que una anécdota hipertrofiada. ¿Conoces alguna novela construida exclusivamente con solemnidades, esencialidades e importancias, aparte de la declaración universal de derechos humanos? Es para no leerla jamás.

  5. Zote dijo:

    Esquilo, a ver cuándo aprendes castellano, coño.

  6. Anónimo dijo:

    Veo que algunos no han entendido la ironía.

  7. chenko dijo:

    Veo que algunos no han entendido la ironía.

Los comentarios están cerrados.