#troll

También he descubierto que puedo verme arrastrado a enfrentamientos ridículos en la red que en otro contexto no ocurrirían, y nunca he notado beneficio alguno. Nunca se obtiene una lección, o una catarsis producto de la victoria o la derrota. Si vences a alguien de forma anónima, nadie lo sabe, y si pierdes, sólo tienes que cambiar de seudónimo y empezar otra vez, sin haber modificado en lo más mínimo tu punto de vista.

(…)

De modo que mi descripción más precisa del diseño que favorece la aparición de trolls debe agregar que el anonimato es fugaz, que no demanda esfuerzos, que está exento de consecuencias, que está al servicio de un objetivo, como puede ser el apoyo de un punto de vista, que se aparta por completo de la identidad o la personalidad de alguien. Llamémoslo anonimato superficial.

Jaron Lanier, 2012

Esta entrada fue publicada en Citalogía. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a #troll

  1. jonan dijo:

    Como usuario internauta o como coño se diga y como troll ocasional (¿para cuando una ONG de “Trolls anónimos”…. y perdón por la redundancia?), pienso que el jason Lanier tiene toda la razón.
    Y después de haber leído un pequeño resumen de su libro y sin tener ninguna intención de leerme el libro en sí, pienso que tiene toda la puta razón.
    Amén jesús.

  2. Lansky dijo:

    Está muy bien, lo suscribo (¿anonimato de baja intensidad?)

    • VD dijo:

      Pero vamos a ver: ¿no decía en el Apartado 2 de la Policy (New) que Juanito no leía los comentarios? Yo no entiendo nada.

  3. jonan dijo:

    Desde mi modestia de troll ocasional (por cierto, ¿para cuando una ONG de “trolls anónimos”… y perdón por la redundancia?), yo digo que el tal Jaron lanier tiene razón. Es más, tiene toda la puta razón.

    • jonan dijo:

      Jo, qué tecnoburro soy, pensaba que no había salido mi comentario anterior… pues ná, pa acabar de rematarlo, ahora me respondo a mí mismo…

  4. The Translator dijo:

    Dejad que los niños vengan hasta mí. La cuestión no es «vencer» sino «influir». ¿Tú qué ganas manteniendo una identidad y escribiendo así de bien en esta isla desolada? Hay objetivos que van más allá del Ego, creo. Por cierto, hablando de trolls y anonimatos ¿habéis visto el cartoon Mr. Freeman?

  5. Cuando comentamos es como cuando vamos en coche, parece que te sale la mala leche con más facilidad

  6. Mónica Sut dijo:

    La visceralidad, las intrigas palaciegas, la mala uva o el elogio orgásmico (¿fanático?) ya estaban antes de la existencia de blogs, páginas, comentarios, etc. lo que ha ocurrido es que ahora se ponen deliberadamente de manifiesto.

    De todas formas, si lo interesante o lo importante -como queramos- son las opiniones, las discusiones y las bofetadas pues, mira tú, bienvenidos sean los anonimatos. Los anonimatos fugaces y los otros, los enmascarados, y los de más allá, trolleros de raza, etc. El baile de disfraces. Bienvenido.

    Aun así no deja de asombrarme el peso que se le da -que se le sigue dando- a las puyas y “alfilerazos” (Olmos dixit) frente al que se da a los halagos. Es como si partiéramos siempre de un complejo de indefensión y de fragilidad enormes. Y de un exceso de importancia.

    Por último, no entiendo por qué, según J. Lanier, ese anonimato es superficial. Parece que es superficial, parece que decide llamarlo así, porque le molesta, y ya. De lo que se deduce que para Lanier la superficialidad es el demonio, el verdadero troll.

  7. VD dijo:

    Saltándome el Apartado 2 de la Policy, he de decir que la nueva novela de Andújar está de puta madre (en el post específico la becaria mecánica ha clausurado los comentarios). Tiene unas metáforas, sobre todo cuando se mete a describir ambientes (y mira que es algo que me repatea), que son para quitarse el sombrero. Pero me quedo con un parrafito a mitad de novela sobre el habla. En definitiva, gracias por la recomendación. Si por mi fuera, no la habría leído.

Los comentarios están cerrados.