#paja

Soberano, pero no en el sentido de Bataille del término soberano. Sino, más bien: sorber ano. El proyecto delirante, “south americ ano”, a lo Savio, de la fabricación de tanques a granel, con (casi sin) chirolas, más baratos. Resultado: el afano. Dinero con b larga, gastado en un “sabio” expatriado (venía a casa, hablaba 22 charlas, y se volvió loco con la sierva riojana –hubo que cedérsela-, una menor: me pajeo todavía, y a mis años: la sierva riojana: en ella pensando. El “savio” se enconchó. (Lá) mineteaba todo el día con champagne. (Lé) metía el lápiz, con gomita en un extremo (novedad yank en aquellos tiems) por el culo Arlt, y después: después la miraba cagar: y cagar. Mi padre total: ya se la había garchado, igual, también mi hermano mayor: él siempre ligaba algo. Yo, asido. Paja. Paja. Otra paja. Otra vez, paja, asa: El Niño Taza. La paja. Yo, la paja. Uno de los ver ti sets del triáng es el yo, es decir, el t.yo o zt-yo, la japa, la paja. ¡Lat puñeta y lat paja!

Oswaldo Lamborghini, 1981

Esta entrada fue publicada en Citalogía. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a #paja

  1. Los griegos a coro dijo:

    Lo que decíamos: el tipo de fragmento que impresiona a los ingenuos. «¡Huy, pero qué sintaxis más enérgica, qué libertad de vocabulario! Y el atrevimiento de jugar con el lenguaje, ¡eso no lo logra cualquiera!». Pamplinas. De la paja ya hablaba Catulo, y con mucha más gracia porque en lugar de creerse que con ello escandaliza a las señoritas bien, lo aborda con elegancia y uno se ríe un buen rato. Esto habría que anotárselo: ESCANDALIZAR A LAS SEÑORITAS BIEN NO ES UN MÉRITO, ellas se escandalizan con cualquier cosa y olvidan rápidamente, lo que permite que siempre se las haga poner gritos en el cielo por las mismas tres o cuatro cosas. En cuanto a la…, por usar términos de la escolástica feminista, objetivización sexual de los sirvientes por parte de los patrones, de eso ya habló Proust, y —como siempre— agotó el tema. Podría argumentarse que Proust lo mira todo muy proustianamente, con flores de espino por aquí y por allá, y no hay morbo en ello, y uno quiere morbo; pero vamos, ¿es necesario citar a otro francés? ¿Acaso no trivializó Sade el morbo después de Sade? ¿Quién necesita otra cosa que Sade después de Sade? ¿Por qué intentar tener una pluma sadista cuando la de Sade ya es perfecta? Por otra parte, y me reitero, la seriedad con que este automóvil de lujo se toma a sí mismo es infumable: ¡Sade nos hace también reír! ¿Que ya nadie cree que el humor sea algo valorable y digno de leerse? Si se va a ser serio —y a nosotros los griegos nos gusta la seriedad como la comedia a partes iguales—, que se sea trágico, heróico, enorme; no mezquino y lleno de fetiches sexuales intrascendentes. En cuanto a la alambicada sintaxis, con esto terminamos, sería interesante si la fuente no fuese tan evidente: nuevamente un francés —lo que prueba de una vez por todas que a Lamborghini le sale un tufo repugnante, podrido y perfumado a partes iguales—, L-F Céline, que no solo inventó esta forma de escribir sino, por última vez, ¡también hace reír!
    En suma, un tonto serio con tanta originalidad como un chiste de caca contado por un mocoso de seis años.
    Si íbamos a poner a un argentino en el catálogo de horrores ese, que fuera Mujica Lainez, en nuestra opinión el mejor escritor sudaca que hayan sacado.

  2. Los griegos a coro dijo:

    Adenda: cualquier tiempo dedicado a la lectura de Lamborghini está mejor empleado en ver pornografía, no solo porque los diálogos suelen ser mejores, sino porque se aprende más y no de cualquier cosa, sino de algo interesante y útil. Conceptualmente, en todo caso, es lo mismo.

  3. The Translator dijo:

    Pasión por decir cuanto sea con tal de que sea «leche tibia y abundante brotando de un sorbete gordo». ¿Esto que es?

    -Anónimo-

  4. julian bluff dijo:

    Resumiendo, el tío que ha escrito ese párrafo me parece que tiene la gracia en el orto. Ese presunto humor de juego de palabras, tunero, revisteril, que evoca ecos de Coll, del festival mundial de la risa, de Aida y Los Serrano es ¡tan de tío coñazo!. Mejor, cuando Oswaldo se vaya a sentar, le corremos hacia atrás la silla para que se caiga al suelo de culo. Igual de previsible pero más gracioso ¿o no?.

  5. Mónica Sut dijo:

    Uis. A ver. No es por jorobar, oigan, pero fíjense que creo haber descubierto, entre Oslvaldito y Juan-Alberto, más de dos interesantes -e inteligentes, joder- conexiones. Unas migajas de sintaxis por aquí, una cosa de tunning verbal -faldones traseros, spoiler y subwoofer- por allá, una conciencia requete-muy ortofónica de la lengua, el sexo como átomo mísero del ser… así y asá y etc.

    Les dejo por aquí otro textito del Lambo y opinen ustedes:

    http://www.literatura.org/OLamborghini/proletario.html

  6. Anónimo dijo:

    taraos

  7. jonan dijo:

    Riojano sería el vino que se bebió este tío antes de escribir esto…
    Por cierto, Lamborghini era fabricante de tractores antes que de coches deportivos, ¿no? Pues se nota.

  8. YoniStuart88 dijo:

    Un amigo mío azafato de vuelo me consiguió una vez de un viaje a BBAA una copia de “Tadeys”. Bolaño se quedaba corto: es casi tan chungo como el video ése de los rebeldes libios violando a la periodista… Fuck gafapastismo y Arriba España, joder…

    PD: Queremos + escritores fachillas, un “Rosa Krüger”, por ejemplo, o algo de La Rochelle…

    • VD dijo:

      Franco, Ledesma y Mazas eran Pavía, Martínez Campos y Cánovas disfrazaos de fascios. Que no te engañen, Yoni, que no te engañen.

  9. Rosita dijo:

    Frikazo: gracias por colgar estas líneas.
    Un genio, Lamborghini.
    Como siempre, te pasas de listillo.
    Humildad, friki, humildad. De venta en las mejores farmacias…

Los comentarios están cerrados.