whatsApp

Hace un rato, a eso de las diez de la noche, fui a la oficina; tu telegrama había llegado, tan rápido que casi dudé de que fuera la respuesta a mi telegrama de ayer, pero dice claramente: enviado el 4, VIII, a las 11 de la mañana. Llegó a las siete, de modo que sólo tardó ocho horas. Ése es uno de los consuelos que el telegrama se da a sí mismo, que estemos geográficamente bastante cerca; en menos de veinticuatro horas puedo recibir tu respuesta.

Franz Kafka, 1922

Esta entrada fue publicada en Citalogía. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a whatsApp

  1. julian bluff dijo:

    Juan

    Estás desperdiciando a lo tonto un montón de citas. Con todas las que ya llevas puestas, el Vila-Matas o el Prón se enjaretan un opúsculo post-algo que, como los pille de medio la’o, a los del Babelia los deja medio funkies.

  2. Pussychoptero dijo:

    Bluff, apuntate otro, que paga la casa. Kafka era grande, joder vaya si lo era. [comentario recortado por Malherido inc.]

  3. pacobartebly dijo:

    No, hombre, no. Tito Franz no hacía esas cosas. Tito Franz no perdía su valioso tiempo con moderneces, estaba abducido por su ARTE y por su dedicación a la LITERATURA. ¿O insinúas acaso que tenía vida propia, o que era un hombre de su tiempo? ¡Hereje! ¡Blasfemo!
    (te van a capar)

    • VD dijo:

      Follarse a la mitad de las putas de Praga también es literario, ¿no? Lo que pasó es que los apóstatas recortaron sus fotografías junto a damas con perritos y a Tito Franz nos lo han pintado como un santo.

  4. Amónimo dijo:

    Ese fragmento está mal traducido.

  5. D. dijo:

    Joder, qué parado está esto.
    ¿Y una reseñita sobre “Los comebarato”, de Miguel Sáenz, traducida por el tal Carlos Fortea?(Supongo que Sáenz estará harto de traducirse a sí mismo).
    (Es comprensible).

  6. pere ubu dijo:

    sois todos unos jodidos estúpidos sin imaginación. copias burdas de un pringao que se hace llamar lector mal herido. comeos un hot dog y dejad que os lustren las botas.

    • j. dijo:

      Joder. Por fin un tipo que sabe de literatura, perritas calientes, interconectividad; en definitiva, de la jodida vida. Echar un vistazo a los maromos/as.

Los comentarios están cerrados.