Los unos

Cuando el presidente del Atlético de Madrid afirma que Falcao, su delantero, es el mejor futbolista del mundo en esa posición, puede interpretarse que le tiran los colores, que quizá exagera o, incluso, que a lo mejor de casualidad va y tiene razón. Si el presidente de la Gimnástica Segoviana afirmara que su delantero, un Luisito, un Gómez, un Chema, es el mejor del planeta, deduciríamos que el mandamás de la Gimnástica Segoviana ha visto poco la tele, y leído poco el Marca, y tocado poco un balón en las tres o cuatro últimas décadas.

Hablemos de literatura: Roger Wolfe tiene nuevo libro.

Roger Wolfe pintó bastante en los noventa literarios, sección Realismo sucio, con sus poemas ( Arde Babilonia), sus novelas ( El índice de Dios) y sus cosas de anotarse ( Todos los monos del mundo). Son esas cosas de anotarse las que ahora reúne la editorialHuacamano en un solo volumen, titulado Escrito con la lengua.

Pues bien, ojo a la solapa del libro: “[Roger Wolfe] Está considerado el escritor más vigoroso, original e independiente de su generacion y uno de los mejores escritores vivos en lengua española.”

Bien. Estupendo, vamos.

Lo cierto es que ser vigoroso, original e independiente no resulta fácil de evaluar. Si la editorial Huacamano cree que su autor es el no va más de su generación dentro de esas tres categorías, hace bien en decirlo. Vigoroso le parece a uno también (nos limitamos a los escritores nacidos en los 60) Juan Francisco Ferré, Montero Glez o Ignacio Martínez de Pisón; original podría considerarse a Ray Loriga, Manuel Vilas o Esther García Llovet; e independiente, a Belén Gopegui, Luis Magrinyá o Rafael Reig. Luego están Antonio Orejudo, Luisgé Martín, Marta Sanz o Eloy Tizón que, claro, no va a compararlos uno en vigor, originalidad e independiencia con Roger Wolfe.

Sin embargo, la solapa sigue, pues, ya puestos, qué más da. “Uno de los mejores escritores vivos en lengua española”. Total, ni siquiera han dicho que sea el mejor escritor del mundo, o de la Historia de la literatura universal. Sólo que es “uno de los mejores escritores vivos en lengua española”; o sea, apenas una obviedad.

Si alguien -a ser posible, cualificado- afirma sobre un escritor cualquier cosa cercana al ditirambo, la editorial que lo publica tiene todo el derecho a apropiarse de sus palabras y darles publicidad. Otra cosa es que la propia editorial, porque le hace gracia o porque abrieron anticipadamente las botellas de champán de año nuevo, emita por sí misma juicios que, de puertas para afuera, nadie parece refrendar. Eso, a qué negarlo, da un poco de vergüenza.

Tengan en cuenta que a veces las solapas y sinopsis de las novelas las redactan los propios autores.

Veamos como está el patio:

“Esta nueva novela de Joaquín Pérez Azaústre lo confirma como uno de los principales narradores de su generacion”

 El jardín colgante es una novela transgresora y provocativa con la que Javier Calvo se consolida como uno de los narradores más sólidos y que de forma más rotunda han añadido una nueva dimensión a nuestra narrativa manteniendo a lo largo de una obra muy diversa un estilo inconfundible”

“Con esta novela incendiaria, Pablo Gutiérrez se consolida como una de las voces más personales de la narrativa española.”

“Con La vida de hotel Javier Montes confirma la calidad de una de las voces más personales de su generación. Un autor imprescindible en la nueva narrativa española.”

“Montero Glez, unas de las voces más personales y rompedoras de la narrativa española actual.”

“Javier Moreno se está situando como uno de los más consistentes nuevos narradores en español.”

Por lo que se ve, todos los escritores son uno de los mejores escritores de su generación. Qué agobio, ¿no?, cuánto puto genio. La propia generacion, con la tontería, queda encima algo saturada de aristocracia, de liderazgo; de unos. Nadie parece ser del montón, conformar el ellos mediocre, el nosotros medianito.Todos son excelentes.

Por tanto, si todos son los mejores escritores de su generación, o están entre los mejores escritores de su generación, ¿serán todos igual de buenos o igual de malos? Pregunto. Y más: ¿Qué tan importante debemos considerar ser uno de los mejores escritores de su generación?; ¿tanto como ser uno de los más guapos del pueblo o más importante aún? ¿Tanto como ser uno de los más listos del barrio o mas importante todavía?

Quizá hasta es más importante que ser uno de los mejores delanteros de Segunda B, no se crean.

Esta entrada fue publicada en Astracanadas. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Los unos

  1. santiago dijo:

    ¡Estamos en 3ª! jajaja

  2. Observador dijo:

    Pues estos, digamos, 15 escritores que citas, resulta que son los mejores de su generación. Concretamente estan entre los 15 mejores. El resto de escritores de su generación que no citas porque 1) no conoces, 2) no son buenos, no estan entre los “mejores de su generación.” Me parece todo muy lógico, no?
    Tienes un grupo de escritores afianzado, que los editores se atreven a publicar con regularidad, que venden algo, y para poder destacarlos tienen que señalarte que “su” escritor está entre “los mejors de X”. Y probablemente tienen razón, hay incontables escritores que estan entre los peores de su generación. Cuasi todos. Observo que los 15 me parecen hasta pocos.

  3. Isogramo dijo:

    Además están los “el nuevo Kerouac”, “el próximo Andric” o “el Bukowski de su generación”.

    Tienes toda la razón, ya no sólo no vende lo “medriocre” (o sin serlo), sino que parece ya no interesarnos tampoco. Recogiendo tu analogía con el fútbol: poco importa si el gol que marca un jugador es bonito o no, sólo importa si con él supera el record del año 456 a.C.

    Aprovecho para decir que disfruto muchísimo leyéndote y que gracias a ti voy conociendo a muchos escritores de los que no había oído hablar.

  4. Anónimo dijo:

    Roger Wolfe es un gran escritor que no ha tenido la suerte -o los amigos, o una boca donde le cupiesen varias pollas- de ser editado en una de las grandes (no sé…. ¿Mondadori, por ejemplo?). Nunca fue un modernillo imberbe, ni un gafapasta hipererudito, ni un recolector de citas ajenas… Wolfe es un tipo que escribe desde las entrañas, con una honestidad que se agradece… y , además, es poeta (y eso no vende, a no ser que seas, claro está, el marido de Almudena Grandes). En todo caso, estoy de acuerdo con que si quieres saber, de verdad, quién es el autor de un libro, nunca debes leer la reseña de su propia editorial.

    Subcomandante Marcos

  5. La literatura venezolana logro de muchos escritores, poetas, etc. Los cuales con sus sentimientos, llenaron a todos sus lectores de conocimientos, sentimientos, en todos los sentidos.

Los comentarios están cerrados.