# 2×1

No dejaba de recordar las horripilantes historias de alcoba de Penny Lester sobre cómo su madre sobrevivió a la violación de los japoneses, no paraba de decirme a mí misma, no te resistas, no te resistas. Pero otra chica de Ladymont dijo una vez que hacen falta dos hombres para violarte. Que las mujeres que se dejan violar por un solo hombre quieren que las violen.

John Fowles, 1963

Esta entrada fue publicada en Citalogía. Guarda el enlace permanente.