Zona, de Geoff Dyer

Por fin es viernes y podemos ver películas de Tarkovski. O leerlas. Tarkovski es sinónimo de diversión, juerga, juventud, Juvenal y junio. En Rusia lo decían todo el tiempo. ¡Que viene Tarkovski! ¡Que viene el puto alma de la fiesta!

Geoff Dyer se aburría tanto viendo películas de Andréi que quiso compartir su tedio en 178 páginas. Believe me: 178 páginas donde se narra Stalker son mucho más entretenidas que los 163 minutos que dura Stalker.

Pues eso es Zona, el relato plano a plano y plato a plato y planto a planto del visionado personalísimo de una película preferida. Geoff lleva a cabo esta écfrasis así porque le da la santa gana: literatura del siglo XXI, bienvenida.

“O sea, ¿crees que dedicaría mi tiempo a resumir la acción de una película en la que casi no ocurre nada si fuera capaz de escribir cualquier otra cosa?”

Lo mejor del libro está en las notas al pie, que suben y bajan las páginas al punto de que uno no sabe nunca si está o sigue en la nota al pie o ya se acabó la puta nota al pie: un marearse, esto. En ellas, y también en algunos pasajes ecfrásicos (!), Geoff habla de sí mismo, de su relación con las películas y con las mujeres y con la vida toda. Es un buen truco este de contar por escrito una película coñazo para hacer que tu vida parezca lo más interesante del mundo.

Ahora que también desaparece el cine, viene bien reflexionar sobre las películas que a uno lo marcan, sobre ir al cine de primeras, con veinte años, sobre no darle oportunidad alguna a las películas nuevas para ser fundamentales en tu vida, pues la llevas ya mediada: de eso se habla aquí.

Es viernes.

Esta entrada fue publicada en Narrativa 2013, Rareza y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Zona, de Geoff Dyer

  1. Mike dijo:

    Va a vender la tira, este libro.

  2. Victor Lulú dijo:

    Écfrasis. Llevaba siglos sin escuchar esa palabra. Estoy con Mike. Aunque nunca se sabe. Ahí tenemos el ejemplo de La literatura nazi en América. Lo de Bolaño cada vez me parece más surrealista. ¿Realmente la gente lee y disfruta como dicen los libros de Bolaño? ¿Y los de Vila-Matas? ¿Y el último de Bonilla? No me creo nada.

    De Stalker lo mejor el final. Bizarro, bizarro. Apunto el libro. Nunca se sabe. Suena raro. Gracias por la recomendación, Juan.

  3. Jonan dijo:

    Coño, no se me había ocurrido a mí, este truco: hacer una novela contando una peli que nos mole, plano a plano… para los que no tenemos talento literario alguno, puede ser la solución.
    Ahora mismo me pongo con “Fast &Furious 5” (la 6 aún no la he visto, lo siento), que salen unas persecuciones que lo petan.

    • Mike dijo:

      Jonan, di que sí: “Rápido y furioso (volumen V)” es un título a respetar y hasta de ecos faulkerianos… y seguro que esa película tiene más fans que Stalker ahora mismo.

  4. Huele a recurso de marketing… asocia su libro con Tarkovsky y así aunque el libro sea una castaña, esa relación hace de cebo para que el lector se interese. Aunque no esté a la altura, el autor intenta equipararse a Tarkovsky.

    Eso de que puedas satisfacer un deseo y lo que se te concede no es lo que pides sino lo que realmente anhelas, me parece una idea muy interesante. “Stalker” es una gran película.

  5. JC dijo:

    “Ecfrástico”, que queda más pedante, más Fred De Armas… y es lo que la grammatica recomienda y prescribe.

Los comentarios están cerrados.