Tambores de ejecución, de Francisco Solano

Francisco Solano es un señor que está escribiendo unos artículos muy pulepule en Microrrevista, sobre asuntos que ahora mismo no puedo recordar, pues sólo los lee uno por ver los adjetivos y las vueltas de los verbos. Luego asoma su nombre por las baldas de la biblioteca, y saca uno su novela.

Tambores de ejecución se publicó en el año 2008 en la extinta y resucitada -y ahora mismo no sé si extinta o resucitada- editorial Bruguera. Ahí me entero de que FSolano es de Burgos, y de que es “crítico literario de gran prestigio” y miope.

Su novela es curiosa, correcta, amena, leíble del tirón -150 páginas-.

En una mezcla -digamos-, entre Luisgé Martín -esas historias inverosímiles tan bien escritas- y Javier Marías -el que cuenta, por qué cuenta, quién cuenta, contar o no contar-, encontramos este thriller tibio, de institutos y Transición. El protagonista -a buen seguro, deudor biográfico del autor- se estrena como “profe” de “insti” -¡así hablan nuestros teachers!- cuando el asesinato de los abogados de Atocha -más o menos-, y se encuentra con que su director, amén de un plasta, lo es -del insti- porque el anterior murió en “extrañas circunstancias”: se cayó de la azotea, dizque empujado por un niño medio autista.

El nuevo profesor como que investiga o deja que le cuenten qué pasó con aquella caída mortal, mientras reflexiona sobre el franquismo, el divorcio, la enseñanza y el tiempo que ha pasado, pues la narración se realiza desde el siglo XXI, intuimos.

El caso es que me leí todo seguido este libro, sus diez redondos capítulos, más interesado por la prosa que por la historia -muy rocambolesca- y más aún por el entorno que por la mente del protagonista: el instituto; me gustó ver -un poco: la novela se pone enseguida noir– el claustro de profesores, los pasillos, la tipología docente…; algo que podría haber ocupado todo el largo de la novela, sin mayores creatividades argumentales, pues ya un colegio de secundaria puede considerarse como historia de terror, porno gore y ciencia ficción distópica. Digo.

Esta entrada fue publicada en Narrativa 2008 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Tambores de ejecución, de Francisco Solano

  1. Mike dijo:

    Una mezcla entre Javier Marías y Luisgé Martín suena más que bien.

  2. Tambores de ejecución, de Francisco Solano | Lector Mal-herido Inc. hermes outlet http://is.gd/hermesoutlet

Los comentarios están cerrados.