# salvación

Nuestros estudiantes son bombardeados con ideas e información, dijo, su inseguridad natural se ve agravada por los profesores que dicen ofrecerles la clave no solo de sus vidas, sino también del universo y de la historia. Se los obliga a ser moral y políticamente correctos, lo cual significa dejar de pensar por sí mismos, dejar de sentir por sí mismos, andarse todo el tiempo con cien ojos para no pasarse de la raya y formar parte del rebaño, con toda la comodidad y los aires de suficiencia que dicha actitud conlleva. Hay que ser profesor, y sobre todo profesor de literatura hoy en día, dijo, para comprender el moralismo extremo y completamente banal de los jóvenes, en particular de los jóvenes ingleses y estadounidenses. Defienden con monotonía y sin la menor gracia todas las buenas causas, dijo es día, forman parte del Ejército de Salvación que está barriendo nuestra cultura, un ejército resentido y petulante que ha dejado de atender porque está firmemente convencido de que tiene razón.

Gabriel Josipovici, 1994

Esta entrada fue publicada en Citalogía. Guarda el enlace permanente.