# repaso

Me destapo una cerveza, trato de perderme en un libro, la cruda novela sobre la realidad nacional que tantos espíritus sensibles ha conmovido, el mexicano valiente que finalmente estalla y grita: ¡mi madre era una puta, mi padre un violador! Paso las páginas, bien peinadas, no encuentro nada. Hace mil años que sabemos que nuestra madre mamaba mientras nuestro padre le ponía una pistola en la sien. (…) Qué puta mierda todo; arrojo el libro al montoncito de los que se apilan afuera del baño junto con las anteriores novelas crudas o delicadas o valientes que dijeron que leían como nadie las líneas de la mano del país. O todas aquellas vacuas y fantasmagóricas escritas por niños cosmopolitas a quienes les resulta crucial haber meado en Zurich o leído al gran M’Bala M’Bola durante su visita a Mbabane. O todas las otras, que descomponen el lenguaje con la petulancia de quien cree hacerle frente a la realidad al negarla: decoración pura, juegos de palabras para distraer la mañana, juegos de té en torno a la mesita con osos de peluche y muñecas, caricias en la próstata del esnobismo. Insignificancias aplaudidas por liliputienses que mugen y festejan el fin de los moldes desde los suyos propios. Bebo mi cerveza. Nadie sabe lo que pasa aquí, nadie entiende lo que pasa en ninguna parte.

Antonio Ortuño, 2013

Esta entrada fue publicada en Citalogía. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a # repaso

  1. C.D.G dijo:

    Esto ya lo he escrito yo antes.
    Y todos.

Los comentarios están cerrados.