# generosidad

No soy un autor famoso, pero a pesar de eso recibo a veces cartas de lectores que se dirigen a mí para comentar los libros que he publicado. Las opiniones que dan de ellos son siempre elogiosas, pero no porque yo posea un genio literario sobresaliente que no pueda ser censurado, sino porque para decidirse a escribir a alguien con el único propósito de afearle sus obras hay que sentir envidia, rencor o cólera, y esas pasiones sólo las inspiran quienes han logrado celebridad o éxito. La gente es generosa con los perdedores.

Luisgé Martín, 2013

Esta entrada fue publicada en Citalogía. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a # generosidad

  1. julian bluff dijo:

    Obviamente. Y si se enteraran de que el tal Luisge, o quien sea, yo mismo sin ir más lejos, es, somos, tetrapléjicos le tratarían, nos tratarían, todavía mejor. Pero no creo que sea cuestión de cercenarnos las piernas para que la gente se sienta guay y nosostros reconfortados de lo guay que es la gente. ¿O sí?

  2. No hay que cercenarse nada. Basta con la pose.

    • julian bluff dijo:

      ¿Qué pose? Vale que a los actuales escritores españoles se les acuse de muchas cosas -y, casi todas, con fundamento- pero… ¿de pose? ¿¡DE POSE!?. Lamentablemente, la pose habitual del escritor español -más los jóvenes- es la “no pose”. En cuanto aparezca uno como Umbral la pose retornará, inevitablemente. Es la prosa la que hace la pose y no al revés. Sin prosa, no hay pose que valga. Por eso en la actualidad nadie se atreve a echar la pata pa’alante e ir de number one.

      Mire usted, Antonio, no se puede escribir “En Busca del Tiempo Perdido” con la actitud vital de un reponedor de tetra bricks de leche semidesnatada.😉

  3. Antonio López-Peláez dijo:

    Comparada con la mía, Bluff, la actitud del reponedor no puede ser más aventurera, inquisitiva y abierta de miras. Y, aun así, me las he arreglado, mal que bien, para escribir un par de libros. Aquí donde me ve.

Los comentarios están cerrados.