Zonas húmedas, de Charlotte Roche

Habiendo publicado a Virginie Despentes, las marranadas de Marie Darrieussecq, las cosas cocineras de Ada Castells (El dedo del ángel) y lo de Catherine M., nada más lógico en el catálogo de anagrama, sección zorritas, que sacar esta primera novela malísima de Charlotte Roche, Zonas húmedas.

Charlotte es inglesa pero parece que escribe en alemán, al que debe de considerar un idioma más rico para expresar toda la profundidad de su culo; o del culo del personaje. La novela -no es culpa mía- va de una operación de hemorroides y aledaños a la que se somete la protagonista y, durante su estancia en el hospital, amén de una descripción pormenorizada de las entretelas menos emocionantes de su cuerpo, nos cuenta algunas anécdotas orgánicas y asquerosísimas que ha protagonizado a lo largo de su corta y sucia vida. Es todo repugnante, lo cual está bien, de primeras, como exploración de lo no-dicho y lo no-permitido, pero acaba cansando y revelando sus costuras, esa sencillez de ir soltando gilipolleces y guarradas una detrás de otra para acabar enamorada del enfermero, o del médico.

Pone en lo de atrás que esto ha vendido un millón y medio de ejemplares en Alemania. Miren qué chistes:

“[la prostituta] Se sorprende lo rápido que me he corrido y pregunta si alguna vez he tenido sexo anal. Aunque no entiendo a qué viene la pregunta contesto la verdad. -¿Y cómo es? ¿Duele? ¿Queeeé? ¿Quién es aquí la puta?”

En fin.

Esta entrada fue publicada en Del género tonto, Feminismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Zonas húmedas, de Charlotte Roche

  1. MrBlue dijo:

    Absolutamente de acuerdo! Malo a más no poder.
    En otro orden: me encanta el Blog +1!

  2. H. dijo:

    No me moló ni Catherine M. (hacía que el sexo fuese aburrido) ni las “Marranadas” de Marie D. (aburrido), con este parece que tampoco merece la pena intentarlo. Quizá Historia de O…

  3. Anónimo dijo:

    “Furores internos”, me parece bastante mejor.

Los comentarios están cerrados.